El propósito de estas dietas es proporcionar una nutrición adecuada para el entrenamiento.

El plan de alimentación que se presentara es para atletas que se encuentran en un rango de peso de entre 55y 75 kilogramos de peso. En esta dieta la ingesta de proteínas está basada en 1.5 gramos de proteínas por kilogramo de peso corporal. Las raciones que se han de consumir de cereales, tubérculos, verduras y frutas variaran de acuerdo a la intensidad y duración de las sesiones de entrenamiento. Se deberá tomar en consideración la alimentación de acuerdo al apetito de cada persona, recomendándose consumir las raciones de energía variando las raciones de carbohidratos. Llevándose un record semanal del peso corporal para mantener un control sobre las necesidades energéticas.







La dieta debe ser ALTA en:

La necesidad de carbohidratos complejos es de 55 – 60%, estos deben de provenir de alimentos cuyo contenido sea alto en carbohidratos, debido a que posteriormente se convierten en glucosa, que es la fuente de energía principal para que los músculos trabajen. Por citar algunos ejemplos de estos alimentos: pan, arroz, pasta, cereales de cajas, frutos y tubérculos. Es recomendable ingerir raciones adicionales de carbohidratos para saturar el hígado y los músculos de glucógeno, unos días antes de la competencia.

Líquidos: Se deberá mantener el cuerpo bien hidratado durante y después de los entrenamientos y competencias. Evitando siempre el consumo de bebidas que puedan contener cafeína. Prefiriéndose las bebidas rehidratantes.

La dieta debe ser BAJA en:

Grasas: Es preferente evitarse los alimentos con composición altas en grasa. Se recomienda si una pequeña cantidad de grasa porque es necesario para una buena salud, porque ayuda a la absorción de las vitaminas liposolubles. La grasa no ayuda y no es una fuente de energía para el trabajo muscular, por lo que es preferible consumir alimentos de composición baja en grasas y evitar el consumo adicional de mantequillas, margarinas, cremas y mayonesa.

La dieta debe ser MODERADA en: (aquí me quede)

Proteínas: Para asegurar una adecuada recuperación de los músculos después de un entrenamiento o competencia los atletas de resistencia requieren incrementar sus raciones de proteínas. Para ello encontraran una forma mediante el consumo de suplementos proteicos, o quizás simplemente consumir mayor cantidad de alimentos con proteínas.

Un deportista deberá consumir o se recomienda consumir una ración de proteína por cada 5 – 8 kilogramos de peso corporal, donde un ración es equivalente a 30 gramos de carne roja, pescado o pollo sin piel, quizás un huevo entero o 250 mililitros de leche descremada.

Fibra: No se recomienda que los atletas de resistencia consuman alimentos que contengan alta cantidad de fibra en su constitución puesto a que tienen a llenar y los deportistas deben consumir la mayor cantidad de alimentos.