La obesidad es un problema que afecta tanto adultos como niños, sin diferenciación de sexo o clase social. Sin embargo contrario a lo que se piensa cada vez más niños son los que se encuentran afectados por problemas  de sobre peso. Esta situación se da por múltiples factores que comentaremos a continuación:







  • El consumo de comidas rápidas, debido a su preparación fácil y rápida.
  • El tiempo que el niño se encuentra fuera de casa, lo que lo obliga mayormente a comer rápido y cualquier alimento que se encuentre a su alcance
  • Sedentarismo del niño, o bien la disminución de actividad física y practica de algún deporte cotidiano
  • Inversión de tiempo en consolas de juegos, televisión, computadora. Lo que origina que el niño se alimente sin darse cuenta de que tipo de alimento ingiere.

Todos los factores antes mencionados ayudan no solo a la aparición de la obesidad, también a las complicaciones posteriores  que se pueden formar como la diabetes, hipercolesterolemia,  problemas cardiacos e insuficiencias respiratorias  que pueden perjudicar la salud y vida en el futuro como adulto.

Para evitar estos problemas es necesario cambiar los hábitos alimenticios del niño y poner énfasis en un dieta para disminuir los problemas de sobrepeso y obesidad infantil, para esto los expertos han desarrollado dietas para niños que sufranproblemas de obesidad, que se basan en una selección de alimentos que están permitidos y alimentos no permitidos. Estos alimentos deberán garantizar el adecuado crecimiento y desarrollo del niño evitando sumar calor extras a su ingesta diaria.

Alimentos No permitidos

  • Leche entera.
  • Yogur entero.
  • Quesos grasos o maduros.
  • Carne con grasa  (frituras)
  • Galletas dulces. (Acompañadas de chocolates, rellenos, etc).
  • Productos de pastelería. (Pan, tortas, etc).
  • Mantequilla. (En excesiva cantidad)
  • Azúcar. (Más de la cantidad necesaria)
  • Dulces en general. (Galletas, chupetes, dulces enlatados, golosinas en general)
  • Bebidas carbonatadas regulares. (Gaseosas, agua carbonatada, etc).
  • Evita el exceso de sal. (debido a la retención de líquidos)
  • Pueden ayudar con el exceso de líquidos los preparados de Ulmaria.

Alimentos Permitidos

  • Leche descremada, 2 o 3 vasos diarios.
  • Yogur descremado solo, con cereales sin azúcar, con frutas, 1 unidad o en reemplazo de la leche.
  • Queso dietético, 1 trozo chico, o 4 cdas de queso untable descremado.
  • Carne desgrasada, pescado, pollo sin piel, carne de ternera sin grasa, 1 o 2 porciones diarias.
  • Huevo, 3 unidades por semana.
  • Vegetales todos, sólo limitar la papa, batata o maíz a 1 unidad chica.
  • Frutas todas, consumir 3 frutas diarias (plátano o uvas sólo 2 veces en la semana)
  • Pan integral o blanco, consumir 2 rebanadas en el desayuno y 2 en la merienda.
  • Cereales integrales (avena, arroz, pastas), pueden reemplazar a la patata o batata. Consumir 3 cdas de cereal cocido.
  • Levadura de cerveza. Se puede agregar 2 cditas distribuidas en el día. Se puede incorporar en sopa, yogur, zumos o en el agua.
  • Edulcorante natural (sucralosa, stevia). Utilizar para realizar un postre o para endulzar la leche, zumos, etc.
  • Gaseosas bebidas carbonatadas dietéticas.
  • Agua mineral sin gas, por lo menos 6 vasos por día.
  • Caldo de verduras casero.
  • Dulces dietéticos (caramelos, goma de mascar, etc.), 4 unidades por día.
  • Aceite de uva, girasol. Oliva. Cánola, maíz, 4 cucharaditas de té por día.
  • Condimentos: orégano, nuez moscada, laurel, etc.

Es necesario que los niños no solamente controlen la alimentación para evitar el sobre peso en la etapa infantil, es recomendable que el niño también realice actividad física a diario y que de preferencia su familia lo acompañe durante el proceso de cambios de hábitos, se recomienda también que haga visitas periódicas al pediatra para que este pueda tomar medidas para controlar el IMC (índice de masa corporal) para que su crecimiento sea óptimo.