Tratamiento de la diabetes

diabetes-en-ninios-y-adoles







El páncreas segrega una hormona llamada insulina, que es utilizada por el cuerpo para convertir en energía la glucosa, considerado el principal azúcar de la sangre. En las personas que sufren de diabetes el páncreas produce en pocas cantidades o deja de producir la insulina, dando como resultado que la glucosa se acumule en la sangre y que dañe los vasos sanguíneos, lo nervios y en algunos casos los órganos. El termino diabetes que proviene del griego significa “orinar mucho”, y melltius, miel, por la gran cantidad de glucosa que se elimina por la orina.

 

Por lo general la diabetes que se presenta en los niños  y en la adolescencia es la diabetes tipo 1, a la cual se le denomina “Insulino – Dependiente”. La cual requiere tratamiento con insulina debido a que el cuerpo no la produce lo que origina un déficit total de esta hormona. Existe también la diabetes mellitus o también denominada tipo 2 ( no insulino – dependiente), que normalmente suele presentarse en las personas que sufren de obesidad después de los 40 años, esta diabetes se origina por la Resistencia de los tejidos para el uso de la insulina,  cuyos niveles se hacen insuficientes para el mantenimiento de la glucemia en cantidades normales; y luego también tenemos la diabetes gestacional, que aqueja a cada 5 de 100 mujeres embarazadas.


¿Desde qué tan temprana edad puede presentarse la diabetes?


La diabetes mellitus tipo 1 puede iniciarse desde la etapa de lactancia. Normalmente se presenta dentro de los 5 a 7 años de edad y en algunos casos durante la pubertad. No  hay diferenciación en referencia al sexo o que marque alguna diferencia.


¿Se nace con la predisposición de este padecimiento?

Si la familia ha tenido dentro de su árbol genealógico personas que hayan sufrido de diabetes, se nace entonces con tendencia a padecer de diabetes, sin embargo es necesario que existan factores ambientales para que se desarrolle. En el 90% de estos pacientes se comprueba que hay un origen autoinmune de la enfermedad ( el sistema de defensa reacciona frente a componentes del organismo como si fueran sustancias extrañas), debido a la presencia de diferentes anticuerpos inicialmente en la sangre producidos por el organismo contra la célula beta del páncreas, que es referente de la productora de la insulina.


¿Comprobadamente el medio ambiente ejerce alguna influencia?


Consideremos el medio ambiente como el factor desencadenante para el desarrollo de la diabetes. Sin embargo existen determinadas infecciones virales como factores que predisponen al individuo.


¿Y la obesidad en la infancia?

La obesidad tiene gran influencia  en la aparición de la diabetes mellitus tipo 2, debido a que la alimentación presenta un desbalance en carbohidratos y grasas, en la actualidad la obesidad ha incrementado su aparición sobre  todo en adolescentes.


¿Cuáles son las manifestaciones principales que pueden alertar a los padres?

Uno de los síntomas más frecuentes, es la cantidad de líquidos que elimina el niño o mejor dicho la frecuencia en la que orina, en algunos casos comienza a orinarse en la cama cuando ya había dejado de hacerlo. Otros síntomas frecuentes será el cansancio, con fatigas, pierde peso, sin embargo presentara mayor apetito,  empezara a tomar bastante cantidad de agua. Muchos de los maestros que observan este comportamiento del niño en clases aconsejan a los padres ir al médico para descartar alguna enfermedad al niño relacionado a la diabetes.


¿Qué procederes se requieren para lograr el diagnóstico?

Es necesario hacer análisis de sangre que nos permita saber mediante el nivel de  la glucemia la presencia o no de azúcar en el sangre, y la determinación de glucosa en la orina, si las cifras de los análisis de la glucemia antes de tomar desayuno es mayor a 7 milimol por litro, o si se presentan sobre 11 mmol/l, indican una diabetes. La tardanza en acudir al médico puede generar un diagnostico demorado y por ende complicaciones como vómitos, deshidratación y acidosis (cetoacidosis diabética).


Le pediría ahora trazar algunas pautas generales en cuanto a la alimentación del niño diabetico.

La alimentación del niño deberá tener  igual número de kilocalorías que las del niño no diabetico. La variación se notara en las proporciones de grasa y carbohidratos. Los carbohidratos de rápida absorción que existen por ejemplo en los dulces, helados y refrescos, por ejemplo, no se les recomienda porque elevan la cantidad de glucemia rápidamente. Sera importante limitar la cantidad de grasas que se ingieran para evitar complicaciones vasculares de la enfermedad por aterosclerosis. Se recomienda la ingestión de frutas naturales en las meriendas y los vegetales en las comidas por sus efectos beneficiosos.


¿La restricción de ciertos alimentos apetecidos por el niño, como los dulces, helados y refrescos que usted señala, puede tener alguna repercusión desfavorable desde el punto de vista psicológico?…

Al inicio del tratamiento, los niños de menos edad principalmente la falta de ingesta de ciertos alimentos que puedan incrementar la glucemia les resulta fastidioso, pero con la adecuada orientación de la familia, ayudando que el niño lleve una vida mas activa y evitando la ansiedad que puede  incrementar el apetito, logrando que el niño logre adaptarse a un nuevo estilo de vida sano que ayude a prevenir los efectos posteriores de la enfermedad, sin producir repercusión psicológica posterior.