La dieta disociada son dietas que han revolucionado el concepto de dieta en la actualidad. Fue creada por el Dr. Michel Montignac quien en colaboración del Dr. Atkins especialistas ambos en nutrición son considerados como los padres de la dieta disociada y regímenes disociados,  dicha dieta disociada rechazan los conceptos básicos de adelgazamiento por disminución de las calorías o el llamado tradicionalmente adelgazamiento hipocalórico. Con la dieta disociada no será necesario restringir estrictamente los alimentos hasta llegar a pasar hambre en algunos casos. En la dieta disociada solo se excluirán ciertos alimentos que contribuyen a incrementar el peso corporal.



 

EL método de la dieta disociada:

Para el Dr. Montignac y el Dr. Atkins hacen comentario que la cantidad de calorías de un alimento no es un factor clave para el incremento del peso corporal. El indica básicamente que los glúcidos al no poder ser procesados por consumirlos en exceso provocaría el aumento de peso. Por el ello el Dr. Montignac clasifica los alimentos según la cantidad de glúcidos o carbohidratos por lo que crea un índice glucinio.

Dentro de los glúcidos que no debemos consumir estas los siguientes: azúcar, el pan blanco, dulces y bollerías la miel, las harinas y cereales refinados, maltosa y patatas. Estos son los productos que debemos de evitar si tenemos sobrepeso.

¿Qué podemos comer en la dieta Disociada?

El Dr. Monticnag muestra una lista amplia de alimentos de los cuales debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios, sin embargo haremos mención como alimentos que se pueden consumir las frutas frescas, las verduras, los cacahuates, la soja, mermelada dietética, legumbres, zumo natural de frutas, los guisantes y cereales integrales. Estos alimentos contienen baja glucemia por lo que se les recomienda.

¿Qué alimentos no podemos comer en la dieta disociada?

La dieta disociada presentan también un amplio listado de alimentos que no están permitidos debido a su alta glucemia. Presentamos el listado correspondiente:

El Azúcar: Es un glúcido que según el Dr. Monticnag para la dieta disociada, que puede ser incluso reemplazado por el edulcorante o en algunos casos por fructuosa. El comenta que en durante miles de años el ser humano no consumía azúcar o no la tomaba en cuenta.

El pan ordinario: Dentro de los ingredientes del pan se encuentran las harinas refinadas, que provienen de un complejo proceso de refinamiento del trigo, por lo cual según explica el Dr. Monticnag, carecen de todo nutriente que necesita un metabolismo normal. Por lo que nos aconseja el pan integral, en reemplazo del pan blanco. De igual forma nos recomienda en referencia al Arroz y la  Pasta. En el caso de la pasta nos recomienda que esta sea de preferencia integral y que este poco cocida o como comúnmente se conoce al dente. En el arroz el más recomendable es el arroz asiático (basmati) y el salvaje indio. Indica que si se consumiera arroz blanco o ordinario se deberá cocinar con la técnica del arroz asiático.

La patata: En referencia a este tubérculo nos indica que posee un alto contenido glucemico  al cocinarse. Por lo que aconseja en la mayor posible no consumirla si se desea adelgazar. Indica que su consumo aunque moderado solo sería aceptable si se hierve con piel, de todas formas aconseja comer como guarniciones ensaladas, verduras u hortalizas, recomienda el consumo de zanahoria cruda puesto que al cocinarla eleva la cantidad de glúcidos.

El maíz: EL Dr. Montignac desaconseja el maíz si se desea adelgazar, este producto cultivado ancestros de America y que originalmente se utilizaron para la alimentación del ganado. Afirma que el maíz tiene excelentes propiedades en fibras solubles, sin embargo al tratar de cocinarlo el almidón se altera y se incrementa por lo cual se desaconseja para la dieta disociada o cualquier dieta que se este realizando.