Se trata de una dieta desequilibrada y con un alto contenido de colesterol. Induce a comer pomelos antes de las comidas, para quemar grasas, lo cual es falso, pues esta basada en mitos, y su exito se produce solo si consumimos bajas cantidades de calorias.