Es una dieta que se realiza en tres días y permite reducir entre 2 a 3 kilos. Es una dieta basada en las propiedades nutritivas del yogurt que ayuda a disminuir el colesterol, ayuda a mejorar la flora intestinal, evita el estreñimiento, entre otras propiedades. Por ello resulta importante el consumo de yogurt a los cuales se les puede agregar edulcorantes o sacarina para reducir la cantidad de calorías.







 

Día Uno:

Desayuno:

Se puede tomar infusiones (te o café con edulcorantes), una taza de yogurt natural desnatado y fruta.

A media Mañana:

Un jugo o zumo de naranja o tomate

Comida:

Una taza de yogurt desnatado acompañado de un plato de arroz hervido con verduras

Merienda:

Taza de yogurt desnatado (200 ml).

Día dos:

Desayuno

Zumo de naranja o infusión en su reemplazo. Acompañar con un taza de yogurt natural desnatado adornado de una cuchara de salvado de cereales.

A media Mañana:

Yogurt de frutas desnatado (200 ml)

Comida:

Una ensalada de frutas con dos tazas de yogurt de 200 ml cada una

Merienda:

Una manzana o pera al horno

Cena:

150 o 200 gr de slamon fresco al horno, a la plancha o a la parrilla, se puede acompañar con verduras hervidas o salteadas (brócoli, esparragos, etc). Acompañar con un taza de yogurt desnatado.

Día Tres:

Desayuno:

Infusiones (te, café, manzanilla) con edulcorante o sacarina, yogurt desnatado con salvado de trigo.

A media Mañana:

Una taza de yogurt de frutas (200 ml)

Comida: Ensalada de frutas con dos tazas de yogurt y unas cuantas fresas troceadas acompañadas de un puñado de uvas

Cena:

Yogurt (200 ml) y una unidad de fruta