Se recomienda una alimentación adecuada para lo cual es importante visitar siempre al médico quien nos podrá dar mayor información de cómo seguir dietas bajas en grasas. Este es el primer paso para prevenir y evitar las enfermedades cardiovasculares.
Recomendaciones para dietas para colesterol:







Es importante reducir la cantidad de grasas que consumimos a diario, sobre todo las grasas que provienen de origen animal: Por ello es recomendable reducir la cantidad de carne de cordero, cerdo entre otras (preferentemente no más de tres veces por semana)

Si desea puede comer dos unidades de huevo a la semana, preferentemente solo la clara debido a que la yema tiene el mayor contenido de grasa del huevo

En caso de tomar lácteos o sus derivados preferentemente descremados para alivianar el consumo de grasas

Es preferente el uso de aceite de oliva para cocinar y realizar el aderezo o aliño de ensaladas u otras comidas, puede también utilizar aceites de girasol, soja (recomendado por sus propiedades), y aceite de maíz. No se recomienda utilizar manteca de cerdo, grasas de animales.

Se prohíbe terminantemente el consumo de bebidas alcohólicas

Se recomienda el consumo de fibra mediante ensaladas, productos integrales, verduras, legumbres, frutas con cascaras.

Para sazonar se puede consumir sal, algunas especias, no están prohibidas las infusiones sin embargo no es recomendable abusar de ellas.

Se recomienda disminuir considerablemente los fiambres, embutidos y otros alimentos que no sean magros (bajos en grasa)