Todas las personas en la actualidad comentan al respecto del colesterol y muchos más para los que se han convertido en un problema debido a que tienen un nivel alto de colesterol en la sangre. El colesterol no es malo sino todo lo contrario, el organismo lo necesita para producir hormonas sexuales y vitamina D, ayuda a generar el revestimiento de los nervios y a protegerlos construir membranas celulares y secretar ácidos biliares.







El cuerpo produce normalmente la cantidad de colesterol que necesita adicional a la que se consumen en la alimentación
El colesterol “bueno” HDL y el colesterol dañino o “malo” LDL.
El colesterol no es soluble en la sangre (debido a que se trata de una grasa) únicamente se puede transportar si es combinado con otro elemento. Por ello el hígado envuelve la molécula de colesterol con un revestimiento proteico (LDL = LOW DENSITY LIPOPROTEIN) y así consigue que se vuelva soluble en el agua o en la sangre.

En aquel momento se posibilita el transportarlo al torrente sanguíneo. Conforme se va adentrando en el organismo, esta molécula LDL hace entrega del colesterol a aquellas células que lo necesitan. Si el nivel de LDL se incrementa se originan depósitos en las paredes vasculares con el consiguiente incremento del riesgo de padecer arteriosclerosis.
El colesterol es regresado al hígado con ayuda de la proteína HDL (High Density Lipoprotein). Estecolesterol bueno se metaboliza en el hígado y pasa a la vesícula biliar en forma de acido biliar.
Principales factores que propician un aumento del nivel de colesterol:

  • – Sedentarismo
  • – Tabaco
  • – Estrés
  • – Tensión alta
  • – Alteraciones del metabolismo de las grasas
  • – Enfermedades del tiroides
  • – Algunos medicamentos

Triglicéridos y Otras grasas
Los triglicéridos tienen relación con el colesterol, debido a que son tambien grasas. Casi el 90% de las grasas existentes en el organismo son triglicéridos. Se ingieren a través de la alimentación y son fuentes de almacenamiento de energía que se deposita en los músculos y en el tejido adiposo, son gradualmente liberados y metabolizados entre las comidas, en cantidades equitativas, dependiendo de la cantidad de energía que el cuerpo requiera. Pero si se acumulan muchos triglicéridos y se gastan pocos, es posible que derive en un problema de obesidad.
El Omega 3 y Omega 6
Debemos distinguir entre ácidos grasos saturados e insaturados. Los ácidos grasos saturados son suministradores de energía y no tienen otra función importante. Se encuentran generalmente en productos de origen animal como la mantequilla, leche, queso, carne y embutidos.

Ejemplos de grasas saturadas son la grasa de coco y la de palma

Resulta conveniente controlarla ingesta de grasas saturadas de origen animal, reduciendo en lo posible su consumo.
Los ácidos grasos poliinsaturados se les nombra como ácidos grasos esenciales, ya que son imprescindibles para la supervivencia y nuestro organismo no puede producirlos por sí mismo, es necesario incorporarlos al cuerpo mediante la alimentación.
Se debe distinguir entre ácidos grasos Omega 3 y ácidos grasos Omega 6. Los omega 3 son un grupo de ácidos grasos poliinsaturados que están presentes principalmente en el pescado. Por ello debe tener prioridad a la ingesta regular de pescado o aceite de pescado, sobre todo si queremos evitar problemas con el colesterol, debido a que los ácidos grasos tienen la propiedad de que actúan en nuestro organismo reduciendo el LDL o colesterol malo y aumentando el bueno.