Se define la alimentación como el aporte de los nutrientes que el cuerpo necesita, no solo para estar en forma sino, ante todo cumplir con todas sus funciones básicas para vivir. Los nutrientes se clasifican en tres: proteínas, grasas, carbohidratos, todos los cuales si bien aportan energía al cuerpo cumplen funciones diferentes, en el caso de las proteínas sirve para el desarrollo del cuerpo, los carbohidratos forman parte de la energía inmediata y los lípidos forman reservas de energía y sirven de protección a los órganos del cuerpo. Por lo cual es necesario ingerirlos de manera adecuada para mantener una buena salud.



Es necesario escogerlos con buen juicio, lo cual nunca resulta ser fácil, debido a que en la sociedad existen ideas tradicionales que han sido modificadas de manera radical o inclusive cambiadas conforme se han hecho nuevos avances y descubrimientos en la ciencia de cómo el cuerpo utiliza los nutrientes.

Hasta hace poco tiempo atrás se consideraba que la carne constituía un fuente de cantidades importantes de proteínas y que, para una adecuada alimentación era necesario comer una cantidad regular de carne de res. Hasta cierto punto la idea no carecía de razón, debido a que la carne tiene alta cantidad de proteínas y de la mejor calidad, sin embargo por otra parte, no es muy recomendable comerla en cantidades ingentes sin ingerir a la vez demasiada grasa animal lo cual resulta perjudicial.
Los estudios han demostrado que no tiene caso suministrar al organismo mayor cantidad de proteínas que las que requiere, como las proteínas de ciertas gramíneas y legumbres no son de de “segunda clase”, como a veces se dice, sino de primera calidad cuando se combinan de manera correcta, es mucho más saludable ingerir una mezcla equilibrada de proteínas animales y vegetales que basar una dieta solamente en cantidad preponderante las de origen animal.

LAS PROTEÍNAS

El cuerpo de los humanos está constituido en su mayoría por proteínas, y los componentes de las células que impiden que estas se desintegren realizando sus funciones básicas, constan básicamente de proteínas. Para pode explicarlo de una forma sencilla y fácil de entender cada tipo de proteína está formada por una serie especifica de tabiques, a estos tabiques se les llama aminoácidos. El cuerpo humano necesita en total 22 aminoácidos para formar los diferentes tipos de proteínas del que se compone, el organismo obtienen ocho de los aminoácidos a traves de los alimentos a estos se les llama aminoácidos esenciales y 14 de los restantes se fabrican en las células. Gran parte de trabajo que realiza el cuerpo es deshacer las series de tabiques que se encuentran en los alimentos y formar otras series, es decir otras proteínas por decirlo asi.

LOS CARBOHIDRATOS

Muchas personas no entienden el verdadero uso e importancia de los carbohidratos y dentro de todo el grupo son los mas menospreciados, sin embargo son ellos los que proporcionan energía al organismo, lo protegen de toxinas y ayudan a desintegrar las proteínas necesarias para la nutrición.

Es necesario saber que la glucosa es el principal combustible o la sustancia que le da la energía al cuerpo humano, en cuyas células también existen otros combustibles, entre ellas las grasas, la glucosa es uno de los monosacáridos, que son sustancias dulces compuestas de una sola célula.

De los polisacáridos, es decir que se encuentran formados por dos moléculas de sacarosa tenemos como mas importante el almidón, a este se le denomina carbohidrato complejo, lo que después el organismo descompondrá en polisacáridos simples. Generalmente se hallan en las frutas, verduras y gramíneas, son bastantes nutritivos, pues, además de los monosacáridos dentro de su composición tienen vitaminas, minerales, fibra y proteínas. Son normalmente lentos de asimilar por eso dan sensación de llenura.

LAS GRASAS

No todas las grasas son saludables, sin embargo son indispensables en la alimentación, si se ingieren en cantidades excesivas.

Los componentes de los ácidos grasos que se encuentran en todas las grasas comestibles son: largar moléculas de carbono, hidrogeno y oxigeno, esta permiten obtener más del doble de energía que los carbohidratos es decir 9 Kcal Por gramo consumido, y contienen vitaminas como la A, D, E, K. Las funciones de las grasas principalmente es hacer crecer al cuerpo y le permite restaurarse, además sirve de protección para los tejidos y les proporciona una temperatura constante para protegerlos del medio ambiente y de posibles contusiones.

La principal característica de las grasas es su grado de saturación, que hace referencia a la estructura molecular. La menor cantidad de acumulación de colesterol en la sangre la proporcionan las grasas insaturadas, mientras que las grasas saturadas son las que proporcionan la mayor cantidad, con el exceso del colesterol en la sangre se puede causar trastornos cardiacos, pudiendo ser estos de gravedad e inclusive pueden causar la muerte, lo más aconsejable es disminuir al máximo las grasas saturadas. En general la recomendación saludable es que se reduzca hasta un 30% de las calorías totales ingeridas al día, y que de este total solo el 10% sea saturado.
Todas las grasas son comestibles y son una mezcla de ácidos grasos saturados e insaturados, pero la diferencia es que regularmente las que provienen de origen animal son más saturadas que las que provienen de origen vegetal; siendo excepciones las carnes de aves y el pescado cuyas grasas son insaturadas. Es importante también mencionar que el aceite de coco si bien es de origen vegetal dentro de su composición tiene en abundancia ácidos grasos saturados.

EL COLESTEROL

Es una sustancia que forma parte de las membranas celulares de constitución cerosa y compleja. Es utilizado por el cuerpo para producir la vitamina D, hormonas, ácidos biliares y para formar el tejido nervioso. Las lipoproteínas son las encargadas de transportarlos al torrente sanguíneo, es decir son proteínas que contienen lípidos y grasas. De acuerdo a los estudios realizados el aumentar el colesterol en la sangre es más probable sufrir enfermedades cardiacas con riesgo de muerte.
Solo el 15% de todo el colesterol presenten en la sangre se obtienen de la comida, lo que significa que el nivel de colesterol que se ingiere se reduce al mínimo, siendo insignificante el efecto que tendrá en la sangre, dado que la mayor parte es producido por el propio organismo en el hígado. Sin embargo si una persona ingiere en exceso grasas saturadas estimulara la producción de colesterol en el hígado.
La lipoproteína que se encarga de transportar el colesterol en el organismo tiene una función muy importante, ya que dentro de los factores que hacen aumentar el riesgo de sufrir una trombosis coronaria. La mayor cantidad del colesterol sanguíneo es enlazado químicamente a lipoproteínas de baja densidad, resultando siendo peligroso para el estado de salud.
En cambio, otra parte del colesterol sanguíneo se enlaza a lipoproteínas de alta densidad y parece ayudar a prevenir la trombosis coronaria, por lo cual se considera que cuanto mayor sea su presencia en la sangre, tanto mejor será se efecto para la salud.

Desde el punto de vista médico en referente a alimentación es conveniente hacer tratar de aumentar el colesterol bueno o LDL, y que disminuya el colesterol malo o DHL. Por ejemplo si se consume entre 450 a 500 mg diario de colesterol debemos disminuir la cantada a 300 mg, que de acuerdo a los expertos en nutrición es el límite aconsejable para consumir. Para conseguir el objetivo basta disminuir la ingestión de huevos y vísceras; además, es conveniente hacer al menos 30 minutos diarios de ejercicio, lo cual ayuda de cierta manera a incrementar el colesterol benéfico.

Por último, es recomendable hacerse cada año un análisis de nivel de colesterol presente en la sangre, sobre todo en el caso de los hombres a partir de la edad madura