Debido a que la diabetes gestacional puede afectar la salud de su bebe y la suya, deberá empezar un tratamiento de forma inmediata. El objetivo principal del tratamiento de la diabetes gestacional es mantener el nivel de glucosas en la sangre igual al de las mujeres que se encuentran en estado de embarazo pero que no la padecen.







 

Este tratamiento siempre incluye un plan especial de alimentación y un programa debidamente estructurado de actividad física.

También incluye pruebas diarias de la glucosa en la sangre e inyecciones de insulina. Requerirá de recomendaciones de su médico, enfermera, asistente u otros mientras del equipo médico para que el tratamiento de la diabetes gestacional se flexibilice de acuerdo a su necesidad.

Como futura madre el tratamiento de la diabetes gestacional ayudara a disminuir el riesgo de un posible nacimiento por cesárea debido al aumento del crecimiento anormal del bebe provocado en algunos casos por el aumento de  producción de la insulina antes del parte para asimilar la excesiva glucosa que se transmite de la madre al niño.

Seguir el tratamiento le facilitara un embarazo  y parto más saludable y a su bebe le ayudara a prevenir problemas en el futuro como diabetes o obesidad en la adolescencia.
Diagnóstico de diabetes en el embarazo
La detección de la diabetes gestacional suele darse entre la semana 24 y 28 del embarazo, generalmente en los pacientes con las siguientes características:

  • Personas cuya edad está comprendida entre los 25 años
  • Tener menos de 25 años y tener sobre peso o obesidad
  • Poseer historial familiar de diabetes en padres o hermanos
  • Pertenecer a un grupo étnico cuya tendencia de prevalencia es alta en relación a la diabetes (hispano – americano)

La forma como se realiza la prueba es valorando los niveles de glucosa existentes en la sangre, los cuales se han de medir una hora posterior al consumo de 50 gramos de glucosa por parte de la mujer en estado de gestación. Si se observa que el resultado es igual o superior a 140 miligramos por decilitro de sangre, se deberá proporcionar  via oral 100 gramos de glucosa y de comprobarse los niveles de glucosa correspondientes.

Cuando el examen revela cifras de glucosa iguales o superiores a los establecidos por los criterios analíticos, la diabetes gestacional habrá sido confirmada como resultado.
Diabetes gestacional — Mirando hacia el futuro
Es seguro que la diabetes gestacional desaparezca después del embarazo, sin embargo después de que se ha tenido diabetes gestacional existe la posibilidad que dos de tres mujeres presenten nuevamente esta enfermedad en futuros embarazos. Lo importante es que durante el embarazo la diabetes gestacional ayuda a descubrir la diabetes tipo 1 o tipo 2.

Resulta complicado saber si las madres gestantes presentaban diabetes gestacional o si recién empiezan a presentar los síntomas de la diabetes durante el embarazo, para lo cual deberán continuar su tratamiento después del parto.
Debido a que la diabetes tipo dos con llevan a la resistencia a la insulina, es posible que exista una conexión entre la diabetes gestacional y la diabetes tipo 2. Debido a que se ha comprobado que las mujeres que presentaban diabetes gestacional desarrollaron posteriormente la diabetes tipo dos.

Sin embargo realizando algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el desarrollo de ladiabetes después de la diabetes gestacional.
Pérdida de peso.
¿Tiene un 20% más de sobrepeso del peso ideal? Bajar algunas libras puede prevenir que desarrolle la diabetes tipo 2.
Elección de alimentos saludables
Siga ciertas guías simples diarias como comer variedad de alimentos incluyendo frutas y vegetales, limitar el consumo de grasas a 30% o menos de sus calorías diarias  y vigilar el tamaño de las porciones.  Los hábitos saludables de nutrición pueden prevenir la diabetes y otros problemas de salud.
Actividad física
La actividad física regular permite que su cuerpo use la glucosa sin necesidad de insulina adicional. Esto ayuda a combatir la resistencia a la insulina, por lo cual el ejercicio es útil para las personas condiabetes.  Nunca empiece un programa de actividad física sin  consultar con su médico.
Mantenga sus preocupaciones en perspectiva
Aunque la diabetes gestacional es causa de preocupación, la buena noticia es que usted y su equipo médico, que incluyen su doctor, obstetra, enfermera educacional y dietista, trabajan en conjunto para disminuir sus niveles elevados de glucosa en la sangre.  Con este apoyo usted puede convertir sus preocupaciones en un embarazo saludable para un comienzo saludable para su bebé.